Videojuegos para mayores

Beneficios de los videojuegos para los mayores

Hay estudios que revelan que su uso de videojuegos para mayores puede aportar beneficios físicos y mentales.

Ha habido muchas investigaciones relacionadas con este tema y se han podido observar distintos beneficios para las personas mayores después de haber sido entrenados con videojuegos diseñados para estimular ciertas áreas.

Una investigación desarrollada en California demuestra el poder de los videojuegos para la tercera edad en la mejora de habilidades neurocognitivas.
Otra de las investigaciones realizadas ha permitido observar una mejora en el almacenamiento y a la manipulación mental de la información, también en el recuerdo de experiencias personales. En otro caso, se comprobó que los videojuegos utilizados mejoraban la capacidad de atención del grupo de personas mayores que se sometieron a las pruebas.

Otras investigaciones sobre los beneficios que podrían tener los videojuegos en los mayores han mostrado resultados satisfactorios como herramienta de ayuda en el tratamiento de la depresión, para el aumento de la capacidad visual, o para acrecentar la motricidad.

Hace unos años que se está empezando a promover el uso de videojuegos para mayores. Nos encontramos con diversos casos en todos el mundo.

En Japón, uno de los juegos favoritos de abuelas y abuelos consiste en sentarse en una silla y aplastar de una patada serpientes “amenazantes” que salen de la tierra. Desarrollado por Namco Bandai en colaboración con un hospital universitario del sur de Japón, obliga a los ancianos a mover los pies hacia sus víctimas con velocidad y destreza.
Según el doctor Shinichiro Takasugi, el juego hace trabajar las piernas y los músculos de la cadera, por lo que es ideal para reducir el riesgo de caídas, y también activa el flujo sanguíneo cerebral, especialmente en los lóbulos frontales, lo que enlentece la posible aparición de algunos trastornos relacionados con la edad.

Usando el sensor de movimiento Kinect, desarrollado por Microsoft para su consola de videojuegos Xbox, el fisioterapeuta Keizo Sato trabajó con dos compañías para diseñar software para ayudar a aumentar la fuerza y la flexibilidad de los jugadores.

En España, los investigadores de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) pretendían averiguar si existía una transferencia desde la intervención hacia las funciones cognitivas estudiadas, es decir querían ver si el entrenamiento con videojuegos repercutía o no en un mayor rendimiento de la memoria episódica y de la memoria de trabajo visoespacial, que afecta a la percepción y codificación de la información recibida de manera visual y espacial. Para los expertos resultaba de igual de importancia conocer si dichas mejoras se mantenían durante un periodo de tiempo significativo.

En el estudio participaron 40 ancianos de un centro de mayores ubicado en la provincia de Madrid. La mitad de ellos recibió 15 sesiones de entrenamiento con distintos videojuegos de la plataforma Lumosity dirigidos a ejercitar la memoria. La evaluación de las capacidades cognitivas de todos los participantes se realizó en tres ocasiones: antes y después del entrenamientos con videojuegos y, por último, al cabo de tres meses.

¿Por qué usar videojuegos? Por salud mental, para ejercitarse y para compartir.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies