Cine

En el cine, desde el punto de vista psicológico, vernos reflejados en un personaje o en una escena determinada es increíblemente útil para reflexionar y analizar nuestros mayores problemas o temores. Para aprovechar todos los beneficios psicológicos que ofrece surge la filmoterapia, una corriente  psicológica que aprovecha los beneficios del cine en pro de una recuperación psicológica y trabajar a nivel terapéutico desde varios planos teniendo en cuenta que los medios audiovisuales complementan las sesiones y que necesitan por lo tanto de una sólida terapia.

Los objetivos y los responsables de la actividad de cine

El cine aporta beneficios cognitivos y socio-emocionales.

1

Beneficios cognitivos

 

  • Ayuda a mantener o mejorar las habilidades verbales. A través de actividades rítmicas, por ejemplo, contribuye a la inteligibilidad del lenguaje.
  • Estimula la memoria a diversos niveles, tanto a corto como a largo plazo, ayudando a la reminiscencia (evocación de recuerdos casi olvidados) y al aprendizaje.
  • Ayuda a mantener la atención y a conectar la persona con la realidad.
  • Incentiva la creatividad.

2

Beneficios físicos

 

  • Actúa como estímulo sensorial.
  • Es relajante y disminuye la ansiedad y la angustia.