La vejez y sus enfermedades más comunes

Hoy en día se vive más en todo el mundo.  Actualmente y por primera vez en la historia, la mayor parte de la población tiene una esperanza de vida igual o superior a los 60 años. Para 2050, se espera que la población mundial en esa franja de edad llegue a los 2000 millones, un aumento de 900 millones con respecto a 2015.

Tomemos nota de lo que dice la doctora:
«El tipo de alimentación que seguimos a lo largo de nuestra vida es una de las principales herramientas para prevenir las enfermedades más comunes durante la vejez».

Por otro lado un estudio reciente realizado por la Universidad de Washington predice que España será líder en la esperanza de vida en el mundo en el año 2040. Este aumento de la longevidad conlleva también un incremento en la incidencia de determinadas enfermedades crónicas propias o muy comunes en la vejez.

Así pues los ancianos constituyen un porcentaje importante de la población. Son también  un grupo de riesgo en algunas enfermedades que suelen estar relacionadas precisamente con el envejecimiento. Son las llamadas enfermedades crónicas.

>> Consideramos enfermedades crónicas aquellas de larga duración que progresan de forma lenta y aunque cualquier persona puede desarrollarlas, independientemente de la edad que tenga, éstas son más comunes en los ancianos.

De hecho, el Instituto Nacional de Estadística (INE) establece que 1 de cada 6 españoles adultos padece algún tipo de enfermedad crónica. ¿Qué os parece la cifra?

Es imprescindible conocerlas e identificarlas. En Matacàs  se encarga nuestro equipo médico especializado.

Cuando los ancianos pasan tiempo con sus familias no siempre se conocen por lo que no identificaran las señales de una de estas afecciones para acudir al especialista.

Aquí tenéis algunas de las enfermedades más comunes en personas mayores:

Demencia Senil: Pérdida progresiva de las funciones cognitivas, debido a daños o desórdenes cerebrales. Característicamente, esta alteración cognitiva provoca incapacidad para la realización de las actividades de la vida diaria.

Alzhéimer: Enfermedad mental progresiva que se caracteriza por una degeneración de las células nerviosas del cerebro y una disminución de la masa cerebral; las manifestaciones básicas son la pérdida de memoria, la desorientación temporal y espacial y el deterioro intelectual y personal.

Parkinson: Enfermedad crónica y degenerativa del sistema nervioso que se caracteriza por falta de coordinación y rigidez muscular y temblores.

Artrosis: Enfermedad crónica degenerativa que produce la alteración destructiva de los cartílagos de las articulaciones.

Presión Arterial Alta: es una afección grave que puede causar enfermedad coronaria (conocida también como enfermedad de las arterias coronarias), insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular (derrame cerebral), insuficiencia renal y otros problemas de salud.

Osteoporosis: Enfermedad ósea que se caracteriza por una disminución de la densidad del tejido óseo y tiene como consecuencia una fragilidad exagerada de los huesos y que afecta fundamentalmente a las mujeres de edad avanzada.

Arterioesclerosis: La arterioesclerosis es una afección en la cual placa se acumula dentro de las arterias. Placa es una sustancia pegajosa compuesta de grasa, colesterol, calcio y otras sustancias que se encuentran en la sangre. Con el tiempo, esta placa se endurece y angosta las arterias limitando el flujo de sangre rica en oxígeno.

Artritis: Inflamación de las articulaciones de los huesos con una hinchazón dolorosa que limita los movimientos.

Hiperplasia benigna de próstata: La hiperplasia benigna de próstata (HBP) es un agrandamiento no canceroso de la glándula prostática cuya prevalencia aumenta progresivamente con la edad. Sus causas más corrientes son el envejecimiento y la presencia de andrógenos u hormonas sexuales masculinas.

Sordera: dificultad o imposibilidad de usar el sentido del oído debido a una pérdida de la capacidad auditiva parcial o total.

En la Residencia Matacàs el equipo médico con la doctora Teresa Palencia al frente se encarga de controlar el estado de salud de nuestros residentes, tengan artritis, hiperplasia, artrosis presión arterial alta…

Acabamos el post con una cifras sobre la población mundial que nos han resultado interesantes:

  • Entre 2015 y 2050, el porcentaje de los habitantes del planeta mayores de 60 años casi se duplicará, pasando del 12% al 22%.
  • Para 2020, el número de personas de 60 años o más será superior al de niños menores de cinco años.
  • En 2050, el 80% de las personas mayores vivirá en países de ingresos bajos y medianos.
  • La pauta de envejecimiento de la población es mucho más rápida que en el pasado.
  • Todos los países se enfrentan a retos importantes para garantizar que sus sistemas sanitarios y sociales estén preparados para afrontar ese cambio demográfico.

Seguimos trabajando para la salud de nuestros ancianos.

Leave a Reply