Pautas sobre el calzado de las personas mayores. ¡No todo vale!

El proceso de envejecimiento se asocia con cambios en la biomecánica, en la estructura y en la función del pie y puede estar relacionado con una presencia marcada de las condiciones del pie, con el dolor, con la discapacidad y con otros problemas de salud generales, y que constituyen en el fondo un problema importante de salud.

Ahora bien, ¿que características debemos tener en cuenta cuando busquemos un calzado para nuestros mayores?

Hemos elaborado un listado con todas las características que consideramos imprescindibles. Esperamos que os sean de utilidad.

  • Uso: si es para estar en casa, salir a la calle o nacer algo de ejercicio.
  • Talla: El calzado debe adaptarse a nuestros pies y no nosotros al calzado. Deben ajustar pero sin oprimir.
  • Hora de la compra: Comprar el zapato a media tarde, pues hay personas que por problemas circulatorios o sobrepeso pueden tener las piernas hinchadas a lo largo del día.
  • Características del calzado: debe ser ligero y flexible para evitar la fatiga. Lo ideal es que sea cerrado y alto sobre el empeine. Debemos buscar un calzado estable y que amortigue los impactos. Importante un buen contrafuerte. La suela es importante que tenga un buen agarre, para evitar posibles caídas tanto en superficies secas como mojadas.
  • El sistema de cierre con velcro facilita la vida a la gente mayor pues en algunos casos la motricidad fina (dedos) empieza a fallar o falla.  El velcro les dará autonomía y eso lo agradecen.
  • Confort: Debemos asegurarnos que garantice el acabado del material confort térmico. Las personas mayores con problemas circulatorios suelen tener los pies muy fríos.

Con el fin de que cada persona se sienta lo más cómoda y segura posible nuestra doctora os dará indicaciones.

Si ellos se sienten a gusto nosotros también.

 

 

Leave a Reply